2 feb. 2011

-retos

cada personita que entra por la puerta es un desafío, un niño enfermo de desilusión, un niño sin retos, sin valores y no hay nadie al otro lado de la verja capaz de  enseñarle a construir sus propias metas, ya nadie tiene tiempo para hacerlo persona más allá del sistema, más allá del consumismo y más allá de exigirle ser un hombre de pro. sin familia no hay educación más allá que pueda valer, como de un árbol desarraigado no se puede sacar fruto. el remedio no está en la escuela, la enfermedad nace en casa y se agrava o mitiga en unas clases que acaban por no tener sentido. una sociedad enferma se reproduce defectuosamente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras