17 feb. 2011

-perlas de sal

devuelve al mar lo que era suyo, estas lágrimas ya no las quiero para mí, no sientan bien al brillo de mis ojos, no lucen en mis mejillas como antaño... tus manos me han arrebatado esas perlas ajenas para tapizarme la piel de diamantes tallados sólo para mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras