22 sept. 2010

-lacao

otras caricias se me harían ásperas, otras palabras me herirían, otras miradas me incomodarían, hombres y deseos a mansalva me podrían llevar a su terreno pero no me dejo, sólo sé que río y sonrío a tu lado y también reconozco la tristeza, lejos, pero está ahí, amenazando la felicidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras