14 jul. 2010

-el estado de la condenación

más que el hemiciclo de los diputados aquello parecía un teatro con mucho gallinero y unos actores mediocres cuyo histrionismo casi obscenodejaría perplejo a cualquiera. pero algo tiene de bueno, no hay intermediarios y si lo puedes ver, casi te enteras de lo que los periodistas distorsionan día día en sus periodicuchos partidistas que les convierten en lo mismo. la prensa hoy en día es infumable, todo es manipulable y de dudosa rigurosidad. resumiendo, el estado de la nación pues es eso, el estado y en qué estado está. la mayoría lo vemos gris, otros negro y los que se frotan las manos con la caída del país, pues de color de rosa. la oposición y las fortunas capaces de absorber quiebras o los que son capaces de hacer negocio con la pobreza, esos la ven fucsia total. mientras, algunos persiguen un sueño de valientes o se limitan a respirar. a esta españa que ha crecido demasiado rápido, se le han quedado pequeños los zapatos.

2 comentarios:

  1. No digo que no tengas razón, pero a ver quién se chupa once horas seguidas al televisor para ver eso ¡ni la Inquisición en sus mejores tiempos!

    ResponderEliminar
  2. cierto pero luego es muy fácil crear opinión desde la prensa y sin tener material de primera mano me parece absurdo oir según ké conversaciones.CLARA

    ResponderEliminar

palabras