23 may. 2010

-el sofá

me gusta que tu lengua juegue suavemente con mis labios, me gusta cuando no tienes prisas a mis pies, cuando los besas con ternura, cuando buscas su olor, sus formas, cuando te concentras en ellos y me dejas sentirte entre mis piernas. me gusta cuando el deseo no apresura, ni pone tiempo límite a tus caricias, a tus miradas. aún soy víctima de aquel sofá en el que me abriste, de aquel mármol en el que tus rodillas se rindieron, aún pertenezco a esa imagen que produce tanto placer y amor, esa imagen en la que el cuerpo da paso a la mente y viceversa. hay imágenes que provocan liberación pero atan aún más, que convierten a la diosa en rehén y al esclavo en señor. digan lo que digan, piensen lo que piensen unos y otros, siendo princesa, nunca fui más esclava que ante un servidor.

2 comentarios:

  1. Me ofrezco voluntario a ser tu servidor

    ...de forma entusiasta.

    ResponderEliminar
  2. jajaja, hermosa propuesta.

    ResponderEliminar

palabras