3 feb. 2010

-intimidad

cuántas cartas silenciadas, cuántas palabras escondidas en mi laberinto. se alejan mis pensamientos en un vuelo de cometa cuando me siento en esas grandes cajas de metal que atraviesan mi ciudad. si las sonrisas hablaran, si los ojos pudieran escribir inquietudes. se empaña el cristal y dios no está de mi parte. el frío colapsa mi cuerpo y doy fe de que lo más sencillo se vuelve un imposible, en ocasiones. el mundo pasa, a veces rápido, a veces se para en un semáforo y no logro frenar, siempre hay que correr, huír y salvar lo que queda de uno aunque sea casi inidentificable. me dejo llevar de un lado a otro mientras mi mente recorre pasillos de urgencias, mientras busco en el asfalto pasadizos sin salida. no me cabe la vida en el cuerpo, apenas me muevo, no hay que molestar al de al lado y sin embargo nada dentro de mí se está quieto. respiro hondo en un vano afán de petrificar cuanto hierve bajo la piel. borro los sms, mientras se suceden las conversaciones que se entretejen en mis oídos, y cada palabra que escucho me siempre mucho más allá de la paz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras