13 nov. 2009

-reiterándome

hay que ver, hay que ver... cuánta hipocresía, no me cansaré nunca de decirlo, por los 14 millones de pesetas que cuesta una campaña de sexualidad se arma la de dios y yo aún espero que alguien salga a la calle a protestar por el palma arena, por los trajes de camps, por el palau de la música, por lópez garrido, por alavedras y compañías, (me dejo la tira de nombres pero es que ya me aburrenlos telediarios con tanta corruptela)... hay que ver, hay que ver lo gilipollas que somos en este país! esos sí que son 14 millones de pesetas elevados a la máxima potencia que las arcas jamás recuperarán y que nunca podrán ser usados para mejores fines que para el lucro y la avaricia de todos los sinvergüenzas que han estado y los que aún quedan defendiendo no sé qué valores, ni qué ideas... a la calle, señores, a la calle y dejen el sexo en paz, que si la hipocresía fuera comida, ni un sólo hombre pasaría hambre!


de los diez mandamientos no había uno que decía... no robarás? o es que se lo saltaron?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras