13 nov. 2009

-no me olvido

no me olvido nunca de los que pagan hipotecas a40 años, de los que se pasan la vida laboral con el intermitente puesto, no me olvido de los que no supieron educar sus hijos y ahora tiene un infierno, no me olvido de los que cobrar miserias por una vida entera partiéndose la espalda, no me olvido de las que sufren en silencio cosas que no salen en los anuncios de pomadas... no me olvido del loco, del mendigo, del accidentado, del inválido, del disminuido psíquico, de sus familias... nunca me olvido de las desgracias que existen porque nadie está libre de padecerlas, nunca sabemos qué situación nos deparará el destino, mejor ser un poco humilde, un poco sabio y aprender a moderar nuestras ambiciones, nuestra prepotencia. todos caeremos de bruces en el último escalón de la vida, lo que no sabemos es si el resto de escalones fueron tallados de la misma medida y por el mismo ebanista... no me olvido que puedo dar gracias de quien, como y dónde estoy porque quizás no sepa mantenerme y esto de ahora, sea quizás lo mejor de mi vida. si viene algo mejor, bienvenido sea pero que no me pille por sorpresa el caer en desgracia no me olvido de que... torres más altas han caído.

2 comentarios:

  1. Sí, sí, hoy he estado escuchando a los Stones, «Like a Rolling Stone»... Mientras tanto me recreo con B.B., ¿qué haces tú diciendo mentiras? :)

    http://www.youtube.com/watch?v=HGM2LOqI9no

    ResponderEliminar
  2. eso es lo que nos alimenta adiario, la mentira. mejor no ser diferente para no acabar apedreado. viva la hipocresía! también habré dicho una mentira? llega un momento en que uno ya no discierne la verdad de la mentira.

    ResponderEliminar

palabras