2 oct. 2009

-vergonya, cavallers!

en el fondo me alegro de que las olimpiadas no hayan sido para madrid, sobre todo porque aunque unas olimpiadas impliquen una cierta mejora de infraestructuras y un cierto crecimiento económico, no dejan de ser una especie de pozo en el que invertir esfuerzos, ideas, dinero, actos, etc. mientras hoy por hoy es necesario pensar en las ciudades y los ciudadanos, en el pueblo y sus habitantes, en el país y dejarnos de superficialidades que sólo benefician a unos pocos y enriquecen sórdidamente a los que ya tienen... que los que nos gobiernan se preocupen de una vez por reunirse, pensar y ser coherentes, se preocupen por dar algún paso adelante o resistir con fuerza al retroceso. basta de esfuerzos inútiles. seriedad, austeridad y compromiso. reuniones para debatir y tomar decisiones que no sean pan para hoy y hambre para mañana. pensar bien y actuar mejor. madrid, puede esperar. mejor dicho: las olimpiadas, pueden esperar.

2 comentarios:

  1. pues a mi me da pena que no haya salido madrid como sede olimpica, supongo que sera porque me he acordado en esos momentos mucho de barcelona

    ResponderEliminar
  2. sé que lo que he escrito no gozará de apoyo. y hoy es kizás prematuro decirlo. pero otro año kizás sea mejor para ello. mientras hay vida, hay esperanza. y seguramente pronto verás, veremos esas olimpiadas.

    ResponderEliminar

palabras