3 sept. 2009

-le coeur clignotant

tres de septiembre, el calor no cesa, tu ausencia se ha convertido en presencia y los viejos fantasmas rondan en la cabeza. cómo se llena el vacío cuando se ha llenado un precipicio con otro, cómo sentirse acompañado si siempre toca estar solo, a cuántas derrotas más podrá sobreponerse el corazón intermitente... hay que amar cuando se puede y quedarse quieto cuando no se puede, hay que ser fuerte para cuando estás y ser invencible cuando te vas, hay que dominar la impotencia, la contradicción, los impulsos... es duro constatar que nada es perfecto, ni siquiera posible, es difícil estar en un callejón sin salida lleno de rosas e ilusiones...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras