25 sept. 2009

-aplazándonos

aplazamos a cada instante una cita con el cariño, aplazamos las caricias... hasta que un día te das cuenta de que nunca llegaron, ni las que debiste recibir, ni las que debiste dar... y así pasan los años, y así se muere el amor, ignorado en un rincón, hambriento de todo cuanto le prometieron una vez y nadie cumplió...



no dejes para mañana los te quieros, las caricias, los besos que puedas materializar hoy... no cometas otro crimen, no vuelvas a dejar en la cuneta esos ojos a los que un día prometiste tanto amor...

2 comentarios:

  1. He escrito varias entradas, hace un tiempo, comentando de otra manera lo que tan bien expresas aqui.

    Yo decia que con los años he aprendido a decirle a la gente que quiero lo que significan en mi vida. Que no hay que dejarlo por sabido, hay que repetirlo constantemente.

    Y recomendaba seguir ese metodo. Me gusta encontrarme algo en lo que creo tan profundamente tan bien reflejado en tus letras.

    Apuntare una coincidencia plena.

    ResponderEliminar
  2. algunos aprenden rápido y a otros les cuesta, lo importante es no aprender demasiado tarde..

    ResponderEliminar

palabras