3 jul. 2009

-a ti, mi mundo.

el mundo acuna en sus horizontes, los bebés que acabarán destruyéndolo, demasiado amor mal entendido acaba matando la disciplina y crea monstruos sin valores, sin conciencia,... devoradores de su herencia... este mundo de apariencia inacabable sufre y sufrirá el azote de sus propios hijos, los que conocieron su abundancia, dilapidarán hasta convertirlo todo en ruinas, somos partícipes de tal crimen, a diario provocamos, con la suma de nuestros esfuerzos, el fin... cuándo nos pondremos de acuerdo para parar, para cesar, para escuchar, para evitar los últimos latidos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras