26 jul. 2009

-7h20min

caminata muy matutina por el paseo marítimo, la playa no estaba solitaria, indigentes en tiendas o envueltos en sábanas, acompañaban una ciudad dormida y sus olas... es triste comprobar que una ciudad próspera, llena de lujo y glamour, esconde gente sin posibles, por depresión, por un mal golpe de suerte, por una decepción, por una elección mal tomada... ignoramos todo aquello que no queremos ser, ignoramos lo que nos duele o lo que no sabemos afrontar. pero jamás debemos olvidar que están ahí, que para ellos su vida es una realidad, que la playa no es para tomar el sol, ni para lucir tipito, es porque nadie los quiere al lado, porque la arena es más cómoda que los bancos...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras