12 jun. 2009

-viviendo de espaldas

como extraños solitarios, habitando un mismo bosque, hablando idiomas imposibles, viviendo de espaldas y abriendo abismos en cada paso, dejando correr el tiempo hasta mañana... qué modo más absurdo de ser felices...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras