24 jun. 2009

-selectividad

han aprobado alumnos con faltas de ortografía, y qué más? la inteligencia, la memoria, la aptitud para aprender y expresarse son o deberían ser indisociables. vergüenza me daría hacer tremendas faltas de ortografía. esta nueva selectividad, esta nueva tolerancia me parece un fraude.

7 comentarios:

  1. estoy totalmente de acuerdo contigo


    besitossss

    ResponderEliminar
  2. uff, menos mal, pensaba que era la única.

    ResponderEliminar
  3. Hola Clara vengo a devolverte el saludo. Yo también estoy de acuerdo. Una de las cosas por las que empecé mi blog fue esa, con el trabajo casi me había vuelto un analfaburro, siempre albaranes o hablando, la expresión escrita la tenía olvidada y me parecía lastimoso. Ahora con los SMS y los chats, se ven burradas que dicen muy poco de quien las escribe.

    Otro Leo.

    ResponderEliminar
  4. pues ánimo, las letras no merecen ese lugar al que se las estyá relegando con tanta tecnología nos estamos volviendo seres humanos mediocres.

    ResponderEliminar
  5. Nadie quiere darse cuenta, porque en realidad todos tenemos parte de culpa, pero vamos de mal en peor. Los valores se han perdido y los alumnos ya no necesitan esforzarse por nada.

    Te invito a leer mi artículo al respecto: Trivial Pursuit edición LOE

    http://www.terceraopinion.net/2009/06/28/trivial-edicion-loe/

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  6. Me parece intolerable aprobar a los alumnos que comenten faltas de ortografía y permitir el acceso a la universidad a aquellos que no saben expresarse ni escribir un gravísimo error.

    Estos jóvenes serán los "profesionales" de mañana. Para eso deben prepararse y no basta con pasar de curso bajando el nivel de exigencia.

    Vamos en claro retroceso respecto al nivel educativo de épocas anteriores.

    ResponderEliminar
  7. estamos creando una sociedad mediocre culturalmente manipulada y limitada. creo que mi generación fue la última en considerar a los profesores con respeto y a la cultura y el saber como un valor y la última en escandalizarse ante un suspenso.

    ResponderEliminar

palabras