5 jun. 2009

-garoña

nos quieren hacer comer la energía nuclear con patatas y bueno, no voy a negar su alta capacidad de generación de energía pero seamos sinceros no se ha llegado a un modo verdaderamente seguro y duradero para el almacenaje de sus residuos y si hablamos de las condiciones de estos en países del este o fuera de normativa europea... no quiero ni pensarlo. las centrales nucleares deberían ser un recurso pero sólo a partir del momento en que sus residuos puedan hallar una manera de reutilizarse para el bien o su almacenaje resulte accesible económicamente y eficaz aquí y en el resto de países. hasta entonces el uso de esta energía debiera ser más que residual y mucho más controlada y controlable fuera de nuestras fronteras... peeeerooo... de utopía vivo. no hay, de momento alternativas demasiado interesantes ya que todo parece tener pros y contras. ojalá la comunidad internacional diera rienda suelta a sus neuronas y pusiera de verdad sobre la mesa alternativas posibles y rentables de bajo impacto ambiental.
he ido nada más que a dos manis en mi vida, me cuesta salir a la calle como a muchos de mi ciudad, una fue antinuclear y la otra cuando la "guerra".
hemos creado una sociedad pegada al consumo energético, una sociedad que depende de cosas que no puede controlar, ni perpetuar, no estaría de más, a veces, retomar viejas costumbres... por si las moscas, por si un día no nos podemos costear la luz o por si un día no se puede generar más, por si un día sufrimos el azote enemigo... desvarío? quizás sí, pero no me parece bien unir energía a progreso o energía a nivel de indispensable. la vida tiene cosas sencillas que no deberíamos perder aunque nos parezca una tontería.
una cosa es lo que yo piense y otra las opiniones de los demás, las cuales no por ser contrarias dejarán de ser valorables y valientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras