26 jun. 2009

-de sal

horas de sal, cuando la sed apremia cuando todo tiempo es poco para gozar de la compañía que se anhela, horas de sal que parecen imposibles de saciar. pasan los momentos y de la sal se pasa al azúcar, del azúcar al limón y del limón al agua: incolora, insípida e inodora... el amor y su tiempo juegan a preparar sus propios guisos. ojalá tuviéramos una buena receta para que siempre apetezca una buena sopa de corazón...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

palabras